Todos lo hemos visto -  las instalaciones de baldosas que a primera vista se ve muy bien, pero luego se encuentran: cortes pequeños y desequilibrados en las esquinas. ¿Son de tamaño adecuado o es lo que sobra? Desafortunadamente, no todos los instaladores de baldosas utilizan los estándares de la industria y mejores prácticas que, cuando se siguen, proporcionan una apariencia profesional.

Un método de uso frecuente, que no cumple con los estándares de la industria de baldosas y también parece poco profesional, es comenzar con una baldosa completa en una pared y un corte de cualquier tamaño que finaliza en la pared opuesta. Este truco se utiliza para supuestamente salvar la baldosa (una baldosa completa no tiene desperdicio) y/o ahorrar tiempo al no tener el diseño adecuado del área. 

Las especificaciones de American National Standards Institute (ANSI) proporcionan el lenguaje que guía al instalador en el camino correcto para un buen plano. Específicamente, ANSI A108.02-4.3 "Mano de obra, corte, montaje y tamaño de la junta hablan al respecto. La sección 4.3.1 hace esta declaración: "centro y equilibrio del área de la baldosa, si es posible".

Este lenguaje dirige el programa de instalación para proporcionar un diseño donde la baldosa de la izquierda es del mismo tamaño que el corte de la derecha. Del mismo modo, los cortes en la parte inferior de la instalación debe ser del mismo tamaño que los cortes en la parte superior. Esto suena simple, y debe ser. Las palabras "si es posible" están ahí para cubrir aquellas situaciones en las que no importa cuánto esfuerzo se coloca en el proceso de diseño, los cortes iguales no son alcanzables. Esto ocurre de vez en cuando, pero esta afirmación no se hace para cubrir al instalador perezoso que no se toma el tiempo para hacerlo bien.

Además, la sección 4.3.2 establece: "No se hará una cantidad excesiva de recortes. Por lo general, no deben hacerse cortes más pequeños de la mitad de tamaño de la baldosa. Haga todos los cortes en los bordes externos del área". El sentido común le diría que no a un montón de pequeñas piezas en la instalación, que se vería mal y reflejará negativamente en el instalador. Ahora bien, hay ocasiones donde un patrón o un mosaico emplea numerosos pequeños cortes, sin embargo, es una parte apropiada del diseño. En general, hacer cortes más pequeños de la mitad de la baldosa es una cuestión de apariencia y debe evitarse.

De lo contrario, una buena instalación puede ser arruinada por recortes de fragmentos a lo largo de la pared (que también se hacen más pequeños al mirarse de frente) como se ve en la foto adjunta. Es como un letrero de neón que dice: "aquí existe un trabajo de mala calidad". La última parte de esta declaración indica al instalador como colocar las baldosas cortadas hacia el exterior del plano trazado donde puede ser cubierta fácilmente con una moldura a lo largo del piso o un sellante en la esquina interna de una pared.

Cuando un instalador que cae bajo la categoría de mano de obra calificada en el manual de TCNA y sigue estas directrices, el consumidor recibe una instalación de alta calidad, que a diferencia del ejemplo mostrado, es fácil a la vista y habla del nivel de profesionalismo del  instalador de baldosas. Sea ese instalador.