Tuve la oportunidad de asistir a la segunda Cumbre de Instalación en Orlando, Florida, el 16 de agosto, en Rosen Shingle Creek. Este evento fue patrocinado nuevamente por World Floor Covering Association (WFCA), en el mismo hotel donde también fueron anfitriones de la Convención Anual de la Asociación Internacional de Instaladores de Pisos Certificados (CFI).

La Cumbre del año pasado contó con la presencia de más de 50 personas de todas las partes de la industria de pisos y baldosas, el grupo discutió la necesidad de instaladores calificados y la incorporación de la generación más joven a los oficios. Lo que el grupo finalizó fue con la formación de un comité para buscar posibles soluciones. Sin embargo, en la Cumbre de este año, un panel de exitosos empresarios explicaron a los asistentes cómo contratar y retener a los instaladores y captar el interés de los jóvenes.

La mayoría de los panelistas dirigían grandes salas de trabajo, y algunas tenían subcontratistas y empleados. (Ninguno de los panelistas realmente tocó el lado residencial de la industria.) ¿Cuáles fueron algunos de los pasos que estos panelistas tomaron para contratar y retener a los instaladores? Dan Welch, presidente de Welch Tile & Marble en Michigan, dijo que colocan valor en su gente. Invertir en la gente y crear una cultura donde los jóvenes se sientan inspirados para trabajar y sean una parte valiosa del equipo, es lo que atrae a una fuerza de trabajo para su empresa.

Dave Garden, el dueño de Installation Services LLC, otro panelista, está buscando establecer un programa en su área para brindarles a  niños en riesgo un futuro en la industria de pisos. ¿Los oradores abordaron la escasez de instaladores calificados y gente joven a nivel nacional? No, pero creo que es una manera de verlo es si está buscando instaladores calificados y gente joven, necesita empezar a pensar fuera de la caja y descubrir su propia manera de contratar, retener y capacitar su gente para mantener su negocio exitoso.

Las asociaciones están haciendo lo que pueden para reclutar y capacitar a la industria que representan, pero todas tienen presupuestos limitados. Como una industria, todos tenemos que mirar lo que tenemos para ofrecer a cualquier persona nueva que entra en el negocio. ¿Ofrecemos un futuro como el gremio de plomería, electricidad o carpintería? ¿Beneficios como seguro médico y jubilación?

Rara vez. En cambio, les decimos a la generación más joven que trabajarán duro, no tendrán ningún beneficio médico o de jubilación, y sólo se les enseña basándos en una necesidad para que no se conviertan en nuestra competencia después de unos meses de trabajar para nosotros. Sin duda, es bueno contratar a subcontratistas y decirles lo que se le va a pagar y guardar el dinero en el bolsillo que guardó por no tener un empleado, pero ¿qué ha hecho esta actitud a la industria? Honestamente, ha creado una escasez de instaladores, ya que muchos fuera de la industria no ven un futuro aquí.

Entonces, ¿se puede hacer algo a nivel nacional para solucionar este problema? Claro, si toda la industria puede demostrar que hay un futuro en los oficios de pisos, y eso significa mucho más allá de los pocos talleres de trabajo destacados y minoristas que ya entienden la necesidad de cuidar y valorar a su gente. Para aquellos que luchan por contratar y retener a los instaladores, tal vez tengan que mirar dentro para ver qué cambios necesitan hacer, en lugar de esperar que la industria encuentre sus respuestas.

¿Es usted el tipo de empresario que siempre está tratando de encontrar a un instalador al precio más barato, para que pueda obtener más beneficios para su bolsillo? ¿La mayoría de sus subcontratistas conducen vehículos confiables que representan su empresa, o botan aceite, se ven acabados y se descomponen constantemente cuando los necesita para un trabajo? Tal vez algunos de estos instaladores luchan por sacar adelante un negocio pero tienen grandes habilidades manuales. ¿Qué tal ofréceles a aquellos empleo con beneficios y un vehículo que tenga el nombre de su empresa? Esta solución no es para todo el mundo. ¿Agregará costos al final?

 

Seguro que sí. Pero si no ve que las cosas mejoran, es hora de cambiar. En el futuro, puede hacer más dinero para invertir en esa persona a largo plazo.

Nunca he entendido cómo un minorista que contrata a subcontratistas puede establecer precios, pero no sabe el costo de los suministros de ese subcontratista. ¿Este contratista sólo instala con materiales de primera calidad? ¿Tienen una tienda con gastos generales? ¿Trabajan un negocio honesto pagando impuestos, licencias y pagando a su personal lo que valen? Si es así, no pueden competir con los que trabajan afuera con un camión y compran los suministros más baratos con muy pocos gastos.

Si el contratista conoce sus costos y tiene un buen negocio, por lo general no los ve trabajando para demasiados minoristas ellos saben lo que tienen que cobrar por mantener su negocio abierto funcionando y la mayoría de los minoristas se negarán a pagar ese precio. Los minoristas que entienden el valor de una instalación profesional se darán cuenta de que puede costar más por adelantado, pero por lo general pueden contar con el negocio de retorno del consumidor que tiene su piso instalado por un profesional calificado.

Las asociaciones están haciendo su parte, y ahora es el momento para la industria hacer lo correcto tanto para la actual generación de instaladores como para cualquier persona que tenga un futuro en los oficios de pisos. ¿Es miembro de una de las asociaciones de pisos? Si no, ¿es parte de la industria o parte del problema? ¿Todos seguimos bajo el mismo camino golpeando los mismos baches? ¿O vamos a cambiar de línea y seguir un camino diferente que beneficiará a nuestra industria y proveer un futuro saludable para el piso?

 

Una nota sobre la convención de CFI

Al asistir a la convención del CFI este año, quede impresionado por la cantidad de asistentes primerizos y jóvenes. Fue increible ver su entusiasmo y atención en los seminarios. Algunos instaladores habían acabado de pasar por un curso de capacitación de alfombras de cinco semanas de CFI y luego asistieron a la convención. Todos los asistentes primerizos se marcharon con herramientas y artículos diversos para ayudarles en su camino hacia el éxito en el oficio de alfombras.

Los miembros asociados que exhibieron y compartieron sus conocimientos sobre sus productos también ayudaron a crear un gran espectáculo, y el apoyo que contribuyen con obsequios para los eventos siempre es muy apreciado por los instaladores. Con CFI siendo una convención más pequeña, los instaladores y representantes pudieron tomar más tiempo uno a uno para hablar sobre sus productos.

Las convenciones son un tiempo donde uno puede aprender cosas nuevas. Es donde se mantienen viejas amistades y comienzan nuevas. Si no ha estado en una de las muchas convenciones que el gremio de pisos tiene para ofrecer, está perdiendo un montón de oportunidades para mejorar su negocio y sus conocimientos.